Inicio

Soy Cristina Romero, y me dedico a la traducción e interpretación allí donde se requieran mis servicios. De nacionalidad española, trabajo con la lengua inglesa, francesa e italiana.

En un mundo en el que impera la palabra globalización, el papel del traductor y del intérprete se convierte en la clave de la comunicación. El traductor es la llave maestra de las relaciones internacionales, de la comprensión, de la expansión de un mensaje e incluso de la negociación. Hoy en día el traductor no es un lujo sino una necesidad.

Aunque haya muchas personas hoy día que dominen más de una lengua, no todos tienen los conocimientos y las técnicas para dedicarse a la traducción y la interpretación. El último paso de una comunicación efectiva es una buena traducción, ¿por qué saltarse entonces este paso clave tan fundamental? Precisamente porque soy consciente de la importancia de la traducción hoy día, la calidad del trabajo, la seriedad y la puntualidad quedan garantizadas por mi parte.